COVID 19 | Bolsonaro desatiende la crisis hospitalaria en Manaos

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, se lavó las manos ante la fuerte crisis humanitaria que vive la ciudad de Manaos, capital del estado de Amazonas, donde el sistema de salud está colapsado por el incremento de casos de contagio de Covid-19; la situación se agrava por la falta de oxígeno en los hospitales.

La nación registra la nueva cepa de este virus que es más contagiosa; hasta ahora Manaos es el epicentro de los nuevos casos.

A esta situación se suma la falta de tubos de oxígeno. El jueves más de 750 pacientes fueron trasladados hacia otros estados en aviones militares. En la ciudad se declaró 11 horas diarias de toque de queda.

“Siempre hacemos lo que tenemos que hacer, ¿no? El problema en Manaos…es terrible el problema ahí. Ahora, nosotros hicimos nuestra parte, con recursos”, afirmó Bolsonaro a seguidores.

La Fiscalía de Manaos acusó al Gobierno federal como responsable de la entrega de tubos de oxígeno de manera inmediata para salvar a los pacientes más graves. Aunque las Fuerzas Armadas realizaron el envío de unos 356 cilindros de oxígeno la noche del jueves, la logística no fue suficiente para contener la emergencia.

El gobernador del estado de Amazonas, Wilson Lima, dijo ayer en una conferencia de prensa que enviará a 235 pacientes que requieren oxígeno, pero permanecen estables, a otros cinco estados y a la capital del país, Brasilia. “Ahora estamos pidiendo ayuda. Nuestra gente necesita este oxígeno”, refirió Lima.

Se estima que unos 60 bebés prematuros se encuentren en riesgo de morir a raíz de la falta de oxígeno en los hospitales. En tal sentido, el gobernador de San Pablo, Joao Doria, dijo que su estado tiene capacidad para recibir a los bebés, tras acusar de irresponsable al Gobierno bolsonarista.

De los países de la región, la República Bolivariana de Venezuela, hasta la fecha, fue la primera en poner a disposición de Manaos el envió de suministro de oxígeno para atender la emergencia sanitaria.

T/ ANTV/ Agencias

F/ Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *