Nuevo período legislativo de la AN 2021-2026 contribuirá al mejoramiento económico, político, social, cultural, internacional del país

La importancia de la Asamblea Nacional (AN) para el país representa ante el pueblo la voz y voto de la población nacional. Igualmente esta se define por ser uno de los 5 poderes del Estado venezolano, por lo que tiene la autoridad de gestionar que se cumplan las debidas funciones, leyes, reglamentos, etc., para el mejoramiento económico, político, social, cultural, internacional, entre otros aspectos.

La escogencia de este nuevo Parlamento elegido el 6 de diciembre del 2020 es fundamental para el país que regrese el pueblo a la Asamblea Nacional (AN) para que se recupere el trabajo de calle, se restablezca el Poder Legislativo en Venezuela, “no va a ser difícil la recuperación y solo lo lograremos junto al pueblo organizado quienes junto a Hugo Chávez y Simón Bolívar entraremos al edificio del Poder Legislativo el 5 de enero del 2021 para que se mantenga la llama viva. Ustedes son la llama viva de la Revolución” expresó en su momento el hoy diputado electo a la AN, Jorge Rodríguez.

“Los jefes de calle deben desplegarse y escuchar la angustia de la gente desde las bases para que Venezuela alce la voz con fuerza infinita, el pueblo debe ser escuchado en el mundo entero la voz de un pueblo que ha sido agredido y que demostrará con plena democracia que este país se respeta; el trabajo debe ser arduo y no podemos desmayar el esfuerzo”, explicó Rodríguez.

Rodríguez expresó que la nueva AN, escogida por los venezolano el 6D, designará como primera línea de estrategia una Comisión Especial que investigue el robo de 33 mil millones de dólares, el robo de Citgo y Monómeros por lo que “les llegó la hora de cobrarles a esos ladrones cada robo, agresión, sanción y bloqueo, voto a voto, fuerza con fuerza, valor por valor, sonrisa con sonrisa el pueblo saldrá el 6 de diciembre a defender sus derechos como pueblo y pueblo digno”.

En este sentido, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, invitó a los diputados de la nueva Asamblea Nacional a que dentro de sus funciones “obliguen al Gobierno Nacional a que rinda cuentas y encuentren las soluciones a los problemas que aquejan a la Patria de Simón Bolívar y Hugo Chávez”.

En reiteradas oportunidades el Jefe de Estado instó a realizar un mapa de los diez temas fundamentales que se cruzan en la matriz de opinión de los venezolanos y a hacer un diagnóstico popular, con acción y reflexión. Que tenga una metodología y dialéctica revolucionaria. Sostuvo que los parlamentarios tienen el poder para tales funciones.

La Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela (AN) es el órgano unicameral político y social que simboliza o representa a cada uno de los ciudadanos del país donde diputados y diputadas cumplen las funciones con el fin de tomar decisiones en mayor beneficio al pueblo venezolano.

Asimismo, la AN ejerce el poder legislativo en el país de manera constitucional estaba conformada hasta el 2020 por 167 diputados y a partir de la aplicación de la V Legislatura estará conformada por 277 parlamentarios, la cual iniciará el 5 de enero de 2021, tras los resultados de las elecciones del 6 de diciembre de 2020, y la misma finalizará el 5 de enero de 2026.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece que el poder legislativo se ejerce por la Asamblea Nacional en su Título V, Capítulo I, Sección Primera, artículo 186.

La historia del Congreso de Venezuela, como depositario del Poder Legislativo Federal, se remonta al año de 1811, cuando se inaugura el 2 de marzo, siendo el Congreso más antiguo de América Latina. Posteriormente el 5 de marzo nombró el Triunvirato Ejecutivo compuesto por Cristóbal Mendoza, Juan Escalona y Baltasar Padrón, siendo Mendoza el primer Presidente de Venezuela.

Durante las sesiones del Congreso surgió la idea de declarar la Independencia de España, concretándose el 5 de julio de 1811 y posterior Firma del Acta de Independencia, desatando la guerra con España. El 4 de diciembre de ese mismo año se promulga la primera Constitución Federal de Venezuela. Desde 1813 a 1817 no se reunió en Venezuela ningún Congreso.

Entre los requisitos que existen para ser diputados por la Constitución en los artículos 188 y 189, están:
Tener nacionalidad venezolana, es decir, ser venezolano por nacimiento o por naturaleza.
Tener más 21 años.

Haber vivido por lo menos 4 años consecutivos en la Entidad Federal, siendo estos años antes de la fecha de las elecciones de diputados.

No pueden ser candidatos de: Presidente de la República, Vicepresidente Ejecutivo, Ministro, Secretario de Presidencia de la República, Presidentes y Directores de los Institutos Autónomos del País, hasta por lo menos 3 meses después de haberse separado del puesto.

Igualmente no tener cargos o ser candidatos a los puestos de Gobernadores y Secretarios de Gobierno, de los Estados y del Distrito Capital, asimismo pasando 3 meses posteriores a la separación neta del cargo; o incluso puestos de funcionarios municipales, estatales y nacionales.

Reglamento de la Asamblea Nacional de Venezuela

La Asamblea Nacional de Venezuela se rige por un reglamento interno denominado “Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional”, el mismo puede ser cambiado total o parcialmente a petición de diez diputados (as), y aprobado por la mayoría en una sesión destinada para esto. Un ejemplo de este reglamento fue el expuesto en el año 2010 que consta XII Títulos, con un total de 140 artículos.

Elecciones de la Asamblea Nacional de Venezuela
El proceso electoral de la Asamblea Nacional, varia un poco con respecto a las elecciones presidenciales, estos comicios se guía por el artículo 63 de la Constitución de Venezuela, asimismo por los artículos 3 y 8 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales.

Las elecciones parlamentarias de Venezuela de 2020 fue un proceso electoral llevado a cabo el 6 de diciembre de 2020 para renovar todos los escaños de la Asamblea Nacional y convocado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) el 1 de julio.

La presidenta del CNE Indira Alfonzo destacó en varias oportunidades que todas las organizaciones con fines políticos que han decidido participar en las elecciones parlamentarias pautadas para el 6 de diciembre son totalmente respetadas, consideradas y escuchadas; “es necesario llegar a un acuerdo con todas las organizaciones políticas, para la construcción de los acuerdos en esta nueva campaña electoral, el cual debió ser adaptada a la pandemia. Para este proceso contamos con más de 1 millón de electores nuevos, lo que representa un aumento significativo”.

La máxima autoridad del CNE, explicó que ha incrementado en un 67 % el número de escaños a elegir, debido al aumento demográfico en el país, aunque se mantienen las mismas 87 circunscripciones electorales que se dieron en el 2010 y 2015.

“La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en su sentencia 068, mandata al CNE a que revise el índice demográfico, para que el sistema paralelo que establece la Constitución, logre un mayor equilibrio entre la proporcionalidad y la nominalidad, es decir, entre el voto lista y el voto nominal”, detalló.

Apuntó, que algo que caracterizó este proceso electoral fue la pandemia por COVID-19 que generó cambios en todo el esquema mundial, Venezuela no estuvo excepta de esto por lo que se dieron todas las condiciones sanitarias y preventivas necesarias para evitar contagios por el virus. “No estamos haciendo algo diferente a lo que han hecho 26 países del mundo que tienen que atender la demanda social de cumplir con el ejercicio de los derechos políticos, en este caso el derecho al sufragio”, subrayó.

Por ello, la presentación de las nuevas máquinas electorales, que los 14 mil centros de votación están acondicionados para garantizar las elecciones seguras ante la pandemia.

En este sentido, Alfonzo indicó que esta solución tecnológica representa un avance histórico, político, social y económico del país. Esto indica que están dadas las condiciones y garantías para mostrar el avance tecnológico; resaltó que todas estas máquinas electorales forman parte de la herradura, que garantiza la transparencia y seguridad del voto al pueblo venezolano.

Comunidad internacional
La comunidad internacional jugó también un papel fundamental en los comicios electorales del 6 de diciembre de cara a las escogencia del Parlamento Nacional que se instalará el 5 de enero del 2021, por ello Alfonzo aseveró que el CNE envió 75 comunicaciones a distintas organizaciones internacionales para que acompañaran estos comicios electorales.

Sin embargo, indicó que la legalidad y legitimad de este proceso no está condicionada sino por el propio elector, los partidos políticos, los miembros de mesa y todos los sectores sociales que hacen vida en nuestra nación.

“No tenemos la menor duda de que este es un proceso de puertas abiertas que puede ser totalmente acompañado internacionalmente. Para el CNE es de total complacencia haber presentado de forma pública dicho evento, donde se buscaba mostrarle a los venezolanos y venezolanas, organizaciones con fines políticos los cuales estaban en primera fila, a la comisión logística que asistió y a todas esas organizaciones que hacen vida y hacen posible todo el proceso pre y post proceso electoral que se realiza”.

Indicó que un total de 36 misiones técnicas han sido invitadas en el mundo y que se conectaron en tiempo real, para ver los avances, de igual forma la Presidenta del ente rector agradeció el apoyo de las más de 40 Misiones Diplomáticas del mundo entero.

De allí, el proceso en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre en Venezuela cumplió ampliamente con los estándares nacionales e internacionales, en auditorías, administración y resultados, con participación de organizaciones políticas y los ciudadanos que votaron con responsabilidad, tolerancia y respeto para lograr el orden y tranquilidad, en la demostración de un sistema electoral automatizado, eficiente y democrático, expresaron los integrantes del grupo de veedores internacionales en su informe general presentado este lunes ante el CNE.

Los veedores internacionales valoraron la democracia venezolana que en 20 años ha realizado 25 procesos electorales, en todos los cuales se ha garantizado la participación de todas aquellas fuerzas políticas que han querido hacerlo, sin ningún tipo de cuestionamiento o limitación, siempre respetando la Constitución, las leyes y los resultados de la voluntad popular expresadas en los votos secretos.

T Y F/ VTV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *