Isaías Rodríguez denunció en Italia agresión de los EEUU contra Venezuela

En conferencia de prensa ofrecida en la sede de la misión diplomática venezolana en Italia, el embajador venezolano, Isaías Rodríguez, denunció la agresión constante y las acciones de bloqueo económico, comercial y financiero del gobierno de Estados Unidos contra Venezuela.

Rodríguez se refirió a un informe del Departamento de Estado, en el cual el gobierno estadounidense reconoce que aplicó 150 medidas coercitivas unilaterales contra la nación suramericana desde 2017.

El diplomático indicó que la agresividad norteamericana en esos ámbitos apunta ‘a las instituciones del Estado encargadas de las finanzas del país, a las actividades de comercio internacional y con especial dureza al punto de gravitación de la economía venezolana: PDVSA, la empresa Petróleos de Venezuela’.

En este sentido, mencionó específicamente la Ley 113-278, la cual impacta sobre la relación de Venezuela con la banca privada, los mercados de deuda y otras instituciones financieras internacionales, al tiempo que ataca al Banco Central de Venezuela, máxima autoridad en materia monetaria del Estado y a PDVSA.

Señaló que esta Ley dispone medidas unilaterales de bloqueo y congelamiento de fondos, activos, bienes, suspensión de ingreso, revocación de visas u otra documentación a funcionarias y funcionarios que ejerzan cargos públicos, a oficiales militares y a representantes diplomáticos.

Puntualizó Isaías que el objetivo de esa disposición es el bloqueo económico, financiero y comercial de su país, al cual ocasiona pérdidas por unos 30 mil millones de dólares y “obstruyen recurrente y quirúrgicamente su sistema de pagos para aislarlo”. Aspiran quebrar nuestra economía, dijo el embajador, quien acusó al gobierno de Estados Unidos de crear un ‘gobierno paralelo’ para vaciar el país de sus recursos financieros y petroleros.

El diplomático subrayó que ‘se trata de un saqueo abierto con maniobras de un gobierno verdaderamente dictatorial’ el cual dictó en 1823 la Doctrina Monroe y pretende mantenerla viva casi 200 años después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *